sábado, 13 de octubre de 2018

EL ÚLTIMO TESTAMENTO DE LUCKY LUCIANO, de Martin A. Gosch y Richard Hammer (Grijalbo)

Título: El último testamento de Lucky Luciano
Autores: Martin A. Gosch; Richard Hammer
Título original: The last testament of Lucky Luciano (1975)
Traducción: Marcelo Covián
Editor: Ediciones Grijalbo (Barcelona)
Edición: 1ª ed.
Fecha de edición: 1976-04-08
Extensión: 515 p.; 12x19 cm.
Serie: Edibolsillo paperback #54
ISBN: 978-84-253-0639-6 (84-253-0639-6)
Depósito legal: B. 6850-1976
Estructura: prólogo, 5 partes, 42 capítulos
Información sobre impresión:
Impreso por Márquez, S.A., Industrias Gráficas
Ignacio Iglesias, 26 - Badalona

Información de contracubierta:
Una obra que dice toda la verdad sobre uno de los personajes más discutidos e influyentes de nuestro siglo.
- Publicada por Stock en Francia y Macmillan en Inglaterra.
- Seleccionada por el Club del Libro de Playboy y el Club del Libro del Mes.
“Un relato asombroso... El libro más importante que se ha publicado sobre las actividades de la Mafia.”
Wilfrid Sheed, en Book-of-the-Month Club News
“Una obra absorbente, cuyas revelaciones hacen palidecer todo lo que hasta ahora se había escrito sobre este tema.”
Publishers Weekly

Índice:
Prólogo
I. Los comienzos (1897-1927)
II. En la cúspide (1927-1936)
III. Los años de prisión (1936-1946)
IV. El exilio (1946-1959)
V. Los últimos años (1959-1962)


MI COMENTARIO:
Supuestamente dictadas por el propio Lucky Luciano a Gosch y Hammer, estas son las memorias de su vida como máximo capo mafioso, salpicadas por comentarios provistos por los autores. Luciano aparece como el cerebro empresarial, organizacional y criminal por excelencia, lo que no le evita fracasos contundentes que lo condujeron primero a la cárcel en EE.UU y después al exilio en Italia. El jefe gángster niega haber manejado tanto la prostitución como el tráfico de drogas, aunque cerca del final reconoce que intentó tomar el control del comercio ilegal de estupefacientes como reacción a lo que consideraba una traición de sus socios mafiosos en América. La narración tiene varios momentos de antología, como cuando recibe la visita de Thomas E. Dewey, gobernador de Nueva York, en el barco que lo llevó a Italia. En el libro, queda constancia que el político republicano fue el gran responsable de su expulsión del país (sigue faltando una gran película sobre este personaje de la historia estadounidense). En ese viaje, Luciano saca a relucir su lujuria cuando intima con un par de bellas prostitutas enviadas por la mafia, que comparte con su guardián. Otra escena desopilante ocurre ya en sus últimos días, cuando tiene un pre-infarto luego de tener sexo rudo con su novia 30 años menor. Este “último testamento” de Lucky Luciano sigue siendo una mirada excitante a ese verdadero planeta paralelo que fue la Mafia en su período clásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario