domingo, 10 de abril de 2016

LA RUTA DE FLANDES, de Claude Simon (Lumen)

Título: La ruta de Flandes
Autor: Claude Simon (1913-2005)
Título original: La route des Flandres (1960)
Traductor: Oriol Durán
Cubierta: Joaquín Monclús (diseño); Oriol Maspons (foto)
Editor: Lumen (Barcelona)
Fecha de edición: 1998-07
Extensión: 277 p.; 15x22,5 cm.
Serie: Palabra en el tiempo #255
ISBN: 978-84-264-1255-3 (84-264-1255-6)
Estructura: [s.d.]
Información sobre impresión:
[s.d.]

Información de contracubierta:
Definitiva confirmación del excepcional talento de su autor, La ruta de Flandes reconstruye y ordena, progresivamente, los fragmentos dispersos de una historia, cuyo misterio se intenta desentrañar y que nadie conoce íntegramente. A través de la memoria del protagonista y narrador, asistimos a la evocación de sombríos y alucinantes episodios de la Segunda Guerra y a la trágica peripecia de unos personajes que simbolizan la incomunicación entre los humanos, pero también la certeza de que el recuerdo del pasado es la única manera de luchar contra la destrucción del tiempo y del olvido. Pero más allá de la trama argumental, Claude Simón nos regala con un estilo insoslayable, penetrante, profundo, que pese, o gracias, a su complejidad, nos redescubre la literatura como fuente creadora de una nueva realidad.

Información de solapas:
Claude Simon nació en el año 1913 en Madagascar. Pasó su infancia en Perpiñán y estudió luego en París, Oxford y Cambridge. Considerado el padre del “nouveau roman”, inicia su carrera literaria en los años cuarenta, tras haber combatido en la segunda guerra mundial, aunque la importancia de su obra empieza a ser reconocida con la publicación de El viento (1957). A partir de ahí, da a conocer regularmente un corpus narrativo del que forman parte, entre otras, La hierba, La ruta de Flandes, El Palace, donde evoca episodios de la guerra civil española, Historia (1967, Premio Médicis), Las geórgicas, Tríptico, Lecciones de cosas, La acacia y La invitación. La concesión del Premio Nobel de Literatura en 1985 vino a consagrar a un autor que no había accedido a muchos lectores por la complejidad de su escritura, cuya riqueza, sin embargo, rompe todas las posibles reservas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario